El precio de la luz se desboca: hoy es el viernes más caro de la historia

Récord tras récord y sin dar tregua a los consumidores. El precio de la luz sigue desbocado y subirá hoy viernes hasta un nuevo récord de 152,32 el megavatio hora, un nivel diario que hasta ahora nunca se había registrado en España. Según los datos de la plataforma Omie, el coste de la electricidad marcará un máximo por segunda jornada consecutiva tras llegar ayer jueves a una media diaria de 141,71 euros. En concreto, el precio de la luz se disparará este viernes en un 7,5% y se triplicará el coste del mismo día del año pasado, cuando se contabilizó un precio medio diario de 45,10 euros por MWh.

Durante la jornada de hoy, el precio no bajará en ningún tramo horario del mínimo diario de 146,29 euros, cuantía que se abonará entre las 5 y las 6 de la madrugada. El pico más elevado tendrá lugar de 21 a 22, cuando el megavatio hora costará la friolera de unos 159,31 euros. De seguir esta trayectoria de importes por las nubes, septiembre se convertirá en el mes más caro de la historia en nuestro país. Esta coyuntura de precios elevados se arrastra desde hace semanas tras el cierre de julio y agosto ya en umbrales de máximos mensuales.

Detrás de estos costes que rompen techos día tras día se encuentra, sobre todo, el encarecimiento del gas por los problemas de suministro y el aumento de la demanda en los países asiáticos. Este jueves, el precio del gas se situaba en 57,98 euros el megavatio hora, según los datos publicados por Mibgas. También repercuten los derechos de emisión de dióxido de carbono, es decir, la tasa que se desembolsa por emitir CO² a la atmósfera dentro del programa europeo de transición energética. Según un informe del Banco de España, el aumento del precio del gas incide en alrededor del 50% del alza de la luz, mientras que el coste de los derechos de emisión es el culpable de casi un 20% de los incrementos de las últimas semanas.

El encarecimiento de la electricidad no solo se traslada al recibo de los hogares, también al de los negocios con locales físicos y que usan aparatos eléctricos como parte de su actividad. El presidente de la asociación de autónomos ATA, Lorenzo Amor, denunció ayer que los precios de la luz son «un escándalo público». «Los autónomos están afrontando una subida brutal de sus costes por el aumento de los precios energéticos», lamentó Amor. Al mismo tiempo, el presidente de ATA recordó que ya se está pagando en muchas actividades el doble que el año pasado por este suministro y emplazó al Gobierno a actuar ya para paliar este incremento de coste.

Plan de choque

Desde Unidas Podemos insistieron en que «hay muchas cosas que se pueden hacer» para abaratar el recibo, informa Elena Calvo. La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, aseguró que entre sus propuestas se incluyen la de regular los precios en el mercado mayorista, crear una empresa publica de energía a medio plazo y la prohibición de cortar suministros básicos a hogares vulnerables. Respecto a la última medida, Belarra argumentó que «esa prohibición haría que la gente que ve esa factura tan alta y tiene que elegir entre comer carne o poner la lavadora no se lo tenga que pensar». «Creo que sería una buena medida que se puede tomar inmediatamente y la pondría en primera línea», explicó.

Por su parte, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, anunció a principios de semana que el Gobierno planea poner en marcha un plan de choque en las próximas semanas para abaratar el precio de la electricidad. Ribera concretó que se están estudiando fórmulas para reformar el mercado de la electricidad con el fin de que la evolución del precio tenga el mínimo impacto en la factura. Una de las principales medidas será la centrada en lanzar subastas primarias de energía al margen del mercado mayorista en el que las grandes eléctricas vendan energía a las pequeñas comercializadoras o los industriales para obtener otra referencia de precio.

El principal objetivo de este plan será poner en marcha mecanismos de mercado alternativos a los ya existentes, pero que sean compatibles con el derecho comunitario, según explicó Ribera. También se incluirán herramientas para reforzar la cobertura a hogares vulnerables y se legislará para evitar malas prácticas en el uso de las concesiones hidroeléctricas como las relacionadas con ofrecer energía justo cuando los precios están más caros.

Las eléctricas culpan al gas

Tras las acusaciones lanzadas por el Gobierno, la presidenta de la Asociación de Empresas de Energía Eléctrica (Aelec), Marina Serrano, aseguró este jueves que las eléctricas no son «culpables» de la escalada de precios de la luz en el mercado mayorista y que esta situación también les perjudica «reputacionalmente».

En una entrevista en Radio Intereconomía recogida por Servimedia, la presidenta de la asociación subrayó que los máximos históricos en el precio de la luz están marcados por elementos del mercado internacional, en concreto, por «el alza del precio del gas» y por el incremento de los «derechos de emisión de dióxido de carbono que se fijan en el mercado europeo».

Serrano reiteró que a las empresas de su sector no les viene bien esta situación y, al mismo tiempo, defendió que el valor de estas compañías en la Bolsa «no está al alza» y que la norma eléctrica es «común» en Europa.

Hasta la próxima primavera

El elevado coste de la electricidad en el mercado mayorista o ‘pool’, que repercute de forma directa en el recibo de 11 millones de usuarios, se seguirá soportando por consumidores y negocios durante los próximos meses. Las empresas del sector de la energía pronosticaron a mediados de semana en un foro de energía que los precios eléctricos seguirán altos al menos hasta la primavera de 2022. Desde el propio Ministerio de Transición Ecológica también han llegado a admitir que los precios continuarán disparados de aquí a final de año. El consejero delegado de Endesa, José Bogas, también apuntó a principios de semana que esta trayectoria alcista no se revertirá hasta el segundo trimestre del año que viene.

En un foro de energía celebrado ayer en Madrid, la consejera delegada de Engie España, Loreto Ordóñez, ilustró la situación con cifras: «A partir de la próxima primavera, los precios bajarán de los 110-120 euros por MW hora -si descontamos los picos del último trimestre- a algo próximo a los 90 euros. Lo que va a bajar también mucho es el precio del gas, del pico de 60 euros que vemos a día de hoy a algo cercano a los 30 euros también para la primavera de 2020. Lo que no sabemos es que va a pasar con los precios del Co2», matizó.

 

Fuente: ABC economía

Te llamamos?