Cómo poner a punto la calefacción en 4 simples pasos

No hay nada como prevenir y asegurarse de que tenemos todo lo que necesitamos para disfrutar plenamente de nuestra casa. Comienza a refrescar por la noche, y más adelante te darás cuenta que las horas de sol no aportan la suficiente calidez. Ya debemos poner a punto la caldera.

Además, tener una caldera que funcione correctamente te asegura un rendimiento óptimo de la misma, y esto se traduce en ahorro en tu factura. Una caldera puede llegar a suponer el 25% del gasto de energía anual de tu hogar.

Los meses más fríos se acercan y tu casa debería ser el refugio para el clima gélido que se aproxima. Nada debería preocuparte si tienes a punto tu sistema de calefacción, ¿lo revisamos?

Poner a punto la caldera

Poner en marcha la caldera es muy fácil. Te resumimos los cuatro pasos principales:

1. Caldera conectada y con la llave de paso abierta
Primero tienes que comprobar que la caldera está conectada a la corriente eléctrica y que la llave de paso del gas está bien abierta. Si no tienes una instalación nueva y el gas ya ha sido utilizado para tener agua caliente, probablemente ya esté abierta, pero nunca está de más comprobarlo. Recomendamos cerrarla cuando sepas que vas a tener una ausencia prolongada.

2.Caldera encendida y en modo “calefacción invierno”
Cuando pongas en marcha la caldera tienes que revisar que el selector de funcionamiento de la caldera se encuentra en posición “calefacción invierno”. Si tienes una caldera mixta, podrás poner diferentes modos: solo agua caliente, solo calefacción o calefacción y agua caliente. El modo “calefacción invierno” sería esta última combinación

3. Comprobar la presión de la caldera
Verás que en la parte delantera hay un indicador digital que muestra la presión del circuito, comprueba que esté entre 1 y 1,5 bares con la caldera parada y el circuito en frío. Si la presión fuera inferior a un bar, deberás accionar la llave de llenado de la calefacción en la parte inferior. Hazlo lentamente y en sentido contrario a las agujas del reloj. Cuando veas que ya se ha alcanzado la presión adecuada, cierra la llave girándola en sentido de las agujas del reloj.

En el caso de que la presión fuera demasiado alta o aún girando la llave no aumentara, es posible que necesites purgar los radiadores, que consiste en extraer el aire del circuito de calefacción.

4. Ajusta la temperatura adecuada
Ahora que ya has realizado todos los pasos anteriores y sabes que la caldera funciona correctamente, es el momento de fijar la temperatura que deseas, prográmala y asegúrate que funciona según lo que has marcado, ¡y ya tendrías tu calefactor funcionando perfectamente!

 

La temperatura óptima de una caldera

La eficiencia energética es una de las prioridades de Naturgy, ya que solo asumiendo un consumo responsable de la energía lograremos llegar a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

A la hora de programar la caldera, muchas veces no sabemos cuál es la temperatura ideal ni tampoco cómo mantenerla. Aquí te damos algunos consejos:

  • La temperatura ideal siempre será la más baja posible que te permita sentirte confortable en la habitación. Si ya notas el confort deseado, no hay por qué subirla o bajarla más, así también ahorrarás en la calefacción.

-En los radiadores de alta temperatura, el agua de estos debería circular a unos 60ºC como máximo. En los de baja temperatura, el agua debería estar entre 35ºC y 40ºC.

-Si tienes suelo radiante, para este sistema de calefacción la caldera debería estar entre los 35ºC y los 45ºC.

 

Si prefieres ir adaptando la temperatura a los momentos del día o según los meses del año, los termostatos digitales programables pueden ser una muy buena opción, ya que permiten programar diferentes temperaturas para diferentes horarios.

Hay muchos termostatos inteligentes en el mercado, algunos de sus beneficios son que puedes controlarlos mediante WiFi y a través de una aplicación puedes encenderlos, apagarlos, programarlos y controlar la calefacción. De esta manera ahorrarás más en tu factura. Muy práctico, ¿verdad? Resulta muy útil programar la temperatura en franjas horarias.

En Naturgy te recomendamos Servigas Confort para ahorrar en calefacción, para  que no tengas ningún susto con tu caldera y tener la tranquilidad de saber que nosotros te lo vamos a solucionar todo. Este servicio incluye el mantenimiento y reparación de tu caldera y del termostato inteligente.

 

 

Esto es lo que obtendrías con Servigas Confort:

  • Termostato inteligente Tado con cable (aparato e instalación incluidos)
  • Revisión preventiva anual
  • Servicios de reparación
  • Servicio de asistencias
  • Inspección periódica (IP)

Recuerda tener en cuenta los siguientes consejos para realizar un buen uso de la energía:

  • Evita las pérdidas de calor cuando abras la puerta principal, por ejemplo. Presta atención a los puntos por donde se puede fugar el calor que se genera y procura que se mantenga siempre el calor en las habitaciones. Si tu casa está mal aislada, y por tanto hace más frío, será necesario calentarla más y subirás la temperatura de la caldera, lo que no se recomienda.
  • No pongas ropa ni ningún objeto encima o cerca de los radiadores, ya que eso dificultará la difusión de calor por el resto de la habitación. La ubicación de los radiadores también es importante, lo ideal es que estén por el centro de las estancias, así se asegura una temperatura equilibrada en cada espacio.

 

Como ves, para poner a punto la caldera tienes que seguir unos pasos simples que con los años se harán rutinarios. Si tuvieras algún fallo en la caldera, recuerda que siempre puedes llamar a un técnico de Naturgy para que te solucione la avería o te ayude con alguna otra cuestión.

Una vez hayas comprobado que la caldera funciona correctamente, lo tendrás todo listo para disfrutar del confort que te proporciona la calefacción. Recuerda que el mantenimiento de la caldera es muy importante, si todo está en orden, ¡el más intenso de los fríos no se notará en tu casa!

 

 

Fuente: Naturgy

Te llamamos?