Si estás planteándote pasarte al autoconsumo, esta información te interesa

En el solsticio de invierno, la Tierra está más cerca del Sol y, sin embargo, las temperaturas no son las más elevadas del año. El motivo es la inclinación del eje del planeta con respecto al Sol, que hace que los rayos lleguen a la superficie en una dirección más oblicua. Por eso hay menos horas de luz solar.

Sabiendo esto, es posible que te preguntes si los paneles solares funcionan igual en invierno. La respuesta es que sí. De hecho, Dinamarca es uno de los países líderes en energía solar para viviendas y no es precisamente el país con más horas de sol de Europa.

Si estás planteándote pasarte al autoconsumo, en este artículo te contamos por qué los paneles también funcionan en invierno. Hay menos luz, pero la instalación fotovoltaica no te dejará sin electricidad.

¿Son realmente eficientes los paneles solares en invierno?

Una vez hemos confirmado que las placas también absorben la energía solar en invierno, es necesario aclarar algunos detalles.

Si hay menos horas de luz, es evidente que hay menos radiación solar y el rendimiento disminuye al 20 % de la capacidad normal. Ahora bien, la energía que reciben las placas es igualmente útil y, lo más importante, más que suficiente para que la instalación pueda funcionar a pleno rendimiento, como en cualquier otra época del año.

¿Sabías que las bajas temperaturas también hacen que las placas sean más eficientes?

Cuando los fabricantes de una instalación fotovoltaica calculan la energía que va a producir, lo hacen basándose en una temperatura estándar de 25 ºC. El motivo es que a más grados, el rendimiento disminuye, sobre todo si supera los 35 ºC.

Esto es algo que sorprende a la gente porque se espera que, a más calor, también haya más productividad. La realidad es que en épocas de altas temperaturas, cercanas a los 40 ºC, los paneles solares dejan de producir aproximadamente el 20 % de la energía fotovoltaica que producirían en ambientes de 25 ºC.

Hay que diferenciar entre el aspecto térmico y el lumínico. Lejos de lo que suele creerse, las altas temperaturas no optimizan el rendimiento de una instalación fotovoltaica.

Es más, cuando las temperaturas bajan hasta los 5 ºC, la pérdida de absorción solo se reduce un 5 % y el rendimiento apenas baja más a partir de aquí.

En conclusión, pues, podemos afirmar que en invierno las placas solares también son eficientes y generan energía, aunque sea durante menos horas del día. Este es el motivo por el que en hogares unifamiliares, con tejados inclinados, se instalan estructuras coplanares. De esta forma, se aprovecha al máximo la radiación solar en invierno y se suaviza la curva a lo largo del año.

Ahora ya sabes que los paneles solares funcionan en invierno y que a la fotovoltaica le queda mucho futuro por delante. ¿Te interesa este tema tanto como a nosotros? Entra en nuestro blog y descubre mucho más sobre el mantenimiento, los precios, las subvenciones y los excedentes.

Recuerda que también puedes utilizar nuestro simulador para saber cómo sería tu instalación antes de pedir el presupuesto y si tienes más dudas, puedes llamarnos al teléfono 977 424 938 y te asesoraremos sobre la mejor oferta para que empieces a ahorrar.

Un día de sol te llena de energía, pero ahora puedes utilizar esa energía todos los días. Es tan fácil como pasarte al autoconsumo. En Ragas te acompañamos.

Fuente: Naturgy