¿Cómo funciona una instalación de autoconsumo?

Una instalación fotovoltaica se compone de varios elementos y todos tienen una función muy concreta. Las placas solares tienen como función transformar la radiación solar en energía eléctrica, por eso son el elemento más importante de la instalación aunque no el único, sigue leyendo para conocer más información:

  • Panel o placa solar (A) : Un panel solar es un dispositivo que está formado de multitud de celdas, llamadas células fotovoltaicas. Estas se encargan de captar y transformar la radiación solar en electricidad. Se genera electricidad debido al efecto fotovoltaico que provoca la energía solar (fotones), generando cargas positivas y negativas en dos semiconductores próximos de distinto tipo, lo que genera un campo eléctrico que producirá corriente eléctrica.
  • Inversor solar (B): es el elemento de la instalación que se encarga de convertir la corriente continua que producen las placas solares, en corriente alterna.
  • Contador bidireccional (C): igual que en cualquier domicilio hay un contador que mide el consumo eléctrico, las instalaciones fotovoltaicas que están conectadas a la red, requieren de un contador bidireccional para registrar la energía que s consume de la red y la que se inyecta en ella. Esto es importante en el caso de verter los excedentes de la producción fotovoltaica a la red eléctrica convencional.
  • Sistema de monitoreo (D): su función consiste en enviar la información del consumo y la generación de energía que se genera a aplicación web. Es necesario darse de alta y volcar los datos para que la monitorización sea efectiva y se pueda consultar en todo momento la producción fotovoltaica en el momento. Se puede consultar también el consumo al instante y el estado de la instalación.
  • Estructura: se compone de todo el material que se encarga de sostener los paneles solares en el tejado, de esta forma se asegura que las placas siempre tengan la orientación y la inclinación adecuadas y potenciar al máximo su eficiencia.
  • Baterías solares: no es un componente estrictamente necesario, si no que es solo para aquellas instalaciones en las que se quiera almacenar la energía que se genere pero que no se haya utilizado.
  • Cableado eléctrico: es la parte que conecta la producción de energía a su uso final.

 


Si quieres más información o quieres solicitar un presupuesto para tu instalación fotovoltaica llámanos al 977 66 28 28, escribe a fotovoltaica@ragas.es o calcula aquí tu ahorro.